lunes, 31 de octubre de 2016

La leyenda de Sleepy Hollow


¡Hola!

Hoy me pongo clásico y os traigo una lectura que me, por supuesto, entra en el grupo de mis favoritas (de otro modo, pienso yo, no estaría escribiendo esto): La leyenda de Sleep Hollow, escrita por Washington Irving.

Supongo que, aunque no lo sepas, has oído hablar de este librito. ¿No te suena eso de un jinete sin cabeza asustando a diestro y siniestro al personal? Pues bien, todo parte de esta historia y, debo decir, que es una historia de las buenas.






Lo que vas a leer en esta novelita (porque a penas tiene noventa páginas) es la historia de... un maestro. Como lo oyes, un  profe, si lo quieres llamar así. Es flaco, no tiene un céntimo en sus bolsillos, es un bailón y un ligón. Y, de paso, al tipo, que se llama Ichabod Crane, le encanta leer historias de miedo. Lo malo es que se las cree y es un pelín cobardón. La cuestión es que trabaja en un pueblecito llamado Sleepy Hollow donde hay dos cosas fundamentales: una joven muy guapa llamada Katrina y la leyenda de un fantasma que no tiene cabeza. Lo malo para él (miedos a parte) es que hay un chico muy bruto llamado Brom Bones que también bebe los vientos por la bella y sin par Katrina. Ah, y es tan valentón como bromista...

¿Te imaginas el resto?

Pues, aunque lo hagas, te recomiendo que lo leas. Estoy seguro que no te vas a arrepentir y te va a pasar lo que a mí: que, tarde o temprano, repetirás. Eso sí, permite que te aclare un par de cositas:

En primer lugar, supongo que conoces una peli muy famosa que tiene a Johnny Depp como protagonista y que se llama Sleepy Hollow. Vale, pues no te fíes de ella porque cambia muchas cosas. Por ejemplo, Crane es un policía, no un maestro. Y esa es una de las muchas variaciones que la cinta ofrece.

Segunda cosa: no creas que esta historia es nueva o de hace poco tiempo; se escribió allá por el siglo XIX. Fíjate si será buena para que se siga editando en el siglo XXI.

¡Felices lecturas!


domingo, 30 de octubre de 2016

Ilustración: El Conde Dooku.


¡Muy buenas!

Hoy os traigo una ilustración de este señor tan serio, tan alto y tan elegante. ¡No en vano se trata de un conde, el conde Dooku! Y es alguien muy importante porque fue nada menos uno de los poderosos maestros Jedi, esos caballeros que se encargaban de mantener el orden y la justicia en toda la Galaxia. Pero, según me han contado, aquí el señor conde también debe de tener un carácter un poquito especial porque dejó de ser un Jedi y prefirió irse al Lado Oscuro de la Fuerza y hasta se cambió el nombre por Darth Tyranus. ¡Cosas de Jedi!

El caso es que, cuando le conocí, me quedé prendado de su aspecto refinado y, a la vez, impresionante. Tanto, que decidí hacerle este retrato. Me encantaría ir a verle a un planeta que se llama Geonosis para regalárselo pero me han dicho que hay mucho bichos raro por ahí.

Por cierto, ¿sabéis por qué he añadido eso murciélagos alrededor de la Estrella de la Muerte? Venga, a ver si alguien lo adivina.

Esto es todo. ¿Qué os parece?



Conde Dooku.
Acuarela, lápices de colores, pastel, témpera, rotuladores y tinta.



¡Felices garabatos!


miércoles, 26 de octubre de 2016

Héctor Servadac



¡Hola!

Hoy os traigo una novela que acabo de leer y que me gustaría compartir con todos vosotros.

Se trata de Héctor Servadac, obra y gracia del maestro Julio Verne.

Imaginad que dos personajes, Héctor Servadac y el conde Tismacheff están a punto de batirse por el amor de una dama cuando... una especie de terremoto o explosión extraña hace que todo se tambalee. Muy bien, ahora volved a imaginar que, cuando los personajes se recuperan, descubren que algo extraño sucede: los días duran menos, la Luna no está, han desaparecido países, no parece haber nadie en el planeta, los mares parecen haberlo invadido todo... 






¿Qué puede haber pasado? 

Solo os voy a dar una pista: ¡un cometa chocó contra la Tierra y los protagonistas, arrastrados por él, están viajando por el espacio!

¿Cómo lo veis?

Como suele ocurrir en las novelas de Verne, el libro está plagado de aventuras en las que los personajes ser verán obligados a ingeniárselas para sobrevivir ante situaciones muy, pero que muy peligrosas en un intento desesperado de tratar de volver a la Tierra. ¿Qué comen? ¿Qué hacen mientras viajan por el espacio? ¿Cómo se protegen del frío? ¿Qué tal se llevan entre ellos? ¿Qué...?

Hagamos una cosa: os invito a leerlo. A mí me ha encantado y, por eso mismo, no dudo en animaros. Eso sí: no hagáis caso a esa idea un poquito absurda de que Julio Verne es para niños. ¡De eso nada! Es más, yo os diría que hay que tener unos añitos para enfrentarse a las letras del amigo Verne.

Por cierto, ¿cómo creéis vosotros que se puede regresar de un cometa a la Tierra?

Una cosita más: Julio Verne tenía previsto un final mucho más tétrico y oscuro para el libro (final que, al final, no escribió) ¿No os lo creéis? Venga, coged el apellido del protagonista, Servadac, y dadle la vuelta, a ver qué sale...


¡Felices lecturas!


domingo, 23 de octubre de 2016

La máquina voladora: Escorbuto y Malasaña hacen de las suyas.



¡La noche ha caído sobre el Palacio Real y todos duermen!


Es entonces cuando la puerta del cuarto del Principito se abre y...



entran

estos
DOS


 Dibujo de Israel Campos



¿Qué 
pueden querer semejantes individuos?

¿Por qué 
se ocultan en la oscuridad?

¿Acaso son feos?
(Sí, lo son)

¿Traman algo MALO?
(Yo diría que )




Te invito a descubrirlo en mi nueva novela, La máquina voladora, el segundo episodio de las aventuras que comenzaron en La máquina cambiante. 

Para conocer más el libro o adquirirlo, haz click en la imagen de la portada:





 La máquina voladora en la web de Babidi-Bú Libros.


La máquina voladora.

Autor e Ilustrador: Israel Campos.
Babidi-Bú Libros.
Colección Diez Suricatos.


¡Felices lecturas!


miércoles, 19 de octubre de 2016

¡Entrevista a la vista!


¡Muy buenas!

Es un placer anunciar que, en breve, el blog El aventurero de papel va a hacerme una entrevista con motivo de la publicación de mi nueva novela La máquina voladora.

No hay palabras para agradecer a Ana Granger, responsable del mismo, su amabilidad por hacerme un hueco en su espacio.

Os invito a conocer El aventurero de Papel haciendo click en la imagen. ¡Seguro que os gusta!



 El aventurero de papel





 La máquina voladora

La máquina voladora
Autor e Ilustrador: Israel Campos.
Babidi-Bú Libros.
Colección Diez Suricatos.
A partir de diez años.

sábado, 15 de octubre de 2016

El rincón del garabato: Tarzán - Versión rotuladores


¡Hola!


Hoy os traigo un nuevo vídeo que ya está disponible en El rincón del garabato. 


En esta ocasión, os dejo el proceso de realización de la última entrada que colgué hace unos días, Tarzán - Versión rotuladores. 


Como podéis ver, los materiales que he utilizado son rotuladores con el toque justo de lápices de colores, que es algo que siempre me gusta usar para dar ciertos retoques. Y es que siempre lo digo: nunca hay que subestimar el poder de la pintura de toda la vida. 


Los rotuladores permiten usar un mismo color y, cuando se secan un poco, volver a usar el mismo para oscurecer el tono, como si se tratase de acuarela. A veces, como ocurre con la liana, empleo distintos colores (en este caso verdes), para que entre sí destaquen.


No ha habido entintado con tinta india como suelo hacer ya que, para ello, he usado los propios lápices de colores en un tono algo más oscuro que la superficie del dibujo principal.


Para terminar, el papel es muy fino, liso y extra blanco y está destinado en especial al uso con rotuladores.



Y este es el resultado. ¿Qué os parece?








Materiales:

Papel Marker XL Canson de 70 g
Colouring brush pen.
Lápices de colores Alpino.




¡Felices garabatos!

miércoles, 12 de octubre de 2016

Ilustración: Tarzán - Versión rotuladores


¡Hola a todos!


Hoy os dejo una nueva versión de una de mis ilustraciones que colgué hace poco: Tarzán.

En esta ocasión, el dibujo es el mismo pero la técnica utilizada es diferente. Lo que veis aquí está coloreado con rotuladores y lápices de colores. 

Los rotuladores son de punta de pincel, que permiten dar varias pasadas del mismo color al dibujo haciendo que el tono sea cada vez más oscuro. Los lápices de colores ayudan enfatizar determinados detalles. Esta vez no lo he entintado con tinta india porque ellos han hecho esa función.

Como veis, esta vez no hay fondo (¡el color de los rotuladores es muy brillante y eso puede afectar al dibujo y a la vista!), así que lo he sustituido por ese marco de motivos de la jungla. Hacerlo con los rotus ha sido una gozada y me lo he pasado muy bien porque, además, permiten utilizarse uno sobre otros sin que el color se mezcle.

Pues bien, el resultado es este. ¿Qué os parece?






¡Felices garabatos!


sábado, 8 de octubre de 2016

El misterio de la fórmula robada: El enigma de la carta.



¡Bien!—gritaron los dos niños a la vez. 

Y no era para menos, porque hacía ya semanas que esperaban esa carta...







Vale, vale, vamos por partes.



¿Quién ha mandado esa carta?




Sí, bueno, en el remitente pone «Matilda», es verdad, pero...



¿¿Quiénes esa Matilda?




¿Por qué Sandra y Pedro esperan con Ansia esa carta?



Y, a fin de cuentas...




¿QUÉ pone en esa Carta misteriosa?


Te propongo una cosa: BUSCA la respuesta en El Misterio de la fórmula robada y averígualo por ti mismo. Eso sí: luego no te chives...




 El misterio de la fórmula robada

El misterio de la fórmula robada.
Autor: Israel Campos.
Ilustrador: Mario García Arévalo
Algar Editorial.
Colección Calcetín, número 92.
Enlace de compra aquí.


¡Felices lecturas!