jueves, 31 de diciembre de 2015

Y ahora... ¡un fragmento de "La máquina cambiante"!


¡Hola a todos!


Ayer os invitaba a leer un trocito de mi novela "El misterio de la fórmula robada" Muy bien pues... hoy os animo a hacer lo mismo con un extracto de otro de mis libros: "La máquina cambiante"


Por aquello de hacer memoria, os recuerdo que está publicado por Babidi-Bú Libros dentro de la colección La Osa Menor Rosa, número tres.



Y... ¿de qué va eso de la Máquina cambiante?

¿Qué es lo que cambia?


¿Para qué sirve una máquina cambiante?


Bueno, así, en plan general, os puedo decir que...


...La Feria Anual de Inventores del Reino va a celebrarse. ¡Y que bien pinta! ¡Todos los inventores acudirán para presentar los inventos! Nuestro prota es el profesor Torrón, que es tan sabio como despistado. Lo malo es que su rival, el pérfido, malvado y retorcido Escorbuto quiere quitarlo deshacerse de él. Por eso, ha inventado una MÁQUINA CAMBIANTE


¿PARA QUÉ?


¡Para usarla con el profesor Torrón y hacer que su cerebro se intercambie con el de un... PERRITO!



¿Qué pasará? ¿Cómo se resolverá este lío tan lioso obra del liante de Escorbuto?


¿POR QUÉ NO LEES EL LIBRO Y LO AVERIGUAS?



Haz click en la portada de la novela y podrás leer los primeros capítulos. Si te gustan... ¡será un honor que me leas!



Por cierto, dentro de muy poquito tiempo se publicará la segunda parte: LA MÁQUINA VOLADORA.






¡Felices lecturas!



miércoles, 30 de diciembre de 2015

¡Lee un fragmento de "El misterio de la fórmula robada!


¡Hola a todos!

¿Quieres regalar un libro a algún peque y no te decides?

Bueno, déjame darte una idea: haz click en la ilustración y podrás leer una muestra de las primeras páginas de mi novela "El misterio de la fórmula robada" Te recuerdo que está publicada por Algar editorial en la colección Calcetín rojo número 92.


Y, ¿de qué trata?, te preguntarás.


Pues de dos hermanos, Sandra y Pedro, que son invitados por la tía Matilda a pasar unos días en su mansión. Un detallito: Matilda es la dueña y señora de "Galletas Matilda", el imperio de galletas de todos los sabores, tamaños y formas que la ha hecho famosa en el mundo entero. Además, va a presentar una nueva galleta con un sabor revolucionario. Muy bien pero...


¿...Y si la fórmula de la galleta es robada?

¿Y si Sandra y Pedro deciden ponerse a investigar para recuperarla?

¿Y SI LEES EL LIBRO Y DESCUBRES QUIÉN ES EL CULPABLE?


Como aperitivo, te animo a leer este fragmento. Si te gusta... ¡hay mucho más en el interior de la novela! ¡Haz click en la foto!






¡Felices lecturas!


martes, 29 de diciembre de 2015

De la hoja en blanco a la ilustración: ¡Nada de humanos! - Halloween - 2015



¡Saludos!

Hoy voy a enseñaros cómo hice mi ilustración "¡Nada de humanos! - Halloween 2015" y que podéis ver haciendo click en el enlace.

¿Listos?
¡Vamos allá!

Lo primero es la idea. Siendo sincero, lo de la brujita montada en una escoba con un gatito negro al lado está un poquito visto, así que pensé en otra cosa. La idea de un niño hombre lobo vestido de humano y dando un susto de muerte a su padre vampiro se me ocurrió de golpe. No hay que buscar tres pies al gato; cuando las ideas vienen, hay que darles la bienvenida y listos.

Después hay que encajar el dibujo. Mirad; solo son rayas pero me dan idea de cómo y dónde van a estar colocados los personajes. Es muy simple.





El segundo paso es tratar de dibujar a los personajes y sus actitudes. Aquí trato de mover muy rápido el lápiz y dejarme llevar por lo primero que se me ocurra. Una cosa: ¿veis que el chico tiene cara de monstruo? Bueno, como esta es la primera versión lo dejé así. La madre es un homenaje a la peli "La novia de Frankenstein", así que no penséis en Marge Simpson... La cara del desgraciado del padre me hizo mucha gracia y procuré mantenerla desde este momento. ¿Veis el detalle de los murcielaguitos? De eso hablaré luego.





Una vez feliz con el montón de garabatos de arriba, hay que ser limpios. Por eso, usando una mesa de luz fantástica, calco el dibujo a un papel más adecuado, es decir, algo más gordito porque, como voy a usar acuarelas, debe resistir el agua. Si las usas en un folio (los finolis lo llamarán DIN-A4) normal y corriente, verás que se arruga como una uva y queda tan feo como un orco. Eso sí, solo línea a lápiz. Ni sombras ni rayas ni nada, que eso se hará con el color.


Visto así da gusto de lo re-limpio que parece.


Llega lo divertido: el color. Yo uso acuarelas en forma de pastilla porque tardan muuuuucho en gastarse y ofrecen una calidad de color y luminosidad impresionante. Primero, una capa de color muy suave. Luego, sin esperar a que seque, otra capa con menos agua y más color. Si te pasas con el agua, no te tires a la piscina; usa un poco de papel higiénico y, con pequeños golpecitos sobre el dibujo, solucionas la papeleta. El susodicho papel vale para muchas cosas y esta es una.


Sí, la hice un poco feucha a posta, ¿ok?


Lo mismo puedo decir con respecto al niño. ¿Recordáis que, al principio, se le veía la cara? Bueno, luego pensé que, con una máscara, la cosa quedaba más graciosa. Así se deja entrever los pelos de niño-lobo. Toda una frikada mía pero qué le voy a hacer.




El vampiro fue muy agradable de dibujar, sobre todo, las arrugas de la capa. Aquí, el papel higiénico fue de gran ayuda para evitar el exceso de humedad y pintura.





Paso al suelo y los fondos. Muy sutiles, sin demasiados detalles. Cargar los fondos puede hacer que el espectador no se fije en el dibujo principal y la cosa pierda interés y, lo que es peor, el impacto que buscamos. Tanto el fondo como el suelo tienen toques de lápiz de color y pastel pero sin abusar... lo mismo que los vestidos de los personajes. 




Como dije antes, ahora hablaré del detalle de los murciélagos y las líneas cinéticas. Si alguno cree que dibujar líneas cinéticas es fácil y se hace a lo loco mi consejo es que se tire de cabeza por un puente y luego reconsidere el tema. Una línea cinética mal dada, peor dibujada y horriblemente planeada puede dar al traste con todo el dibujo. Por eso, en un trozo de papel sucio, dibujé las líneas y los murciélagos y lo puse encima del dibujo principal para ver qué tal quedaba.




Y mi parte favorita: el entintado.  Esta vez utilicé unos rotuladores calibrados, del 04 y del 08. Ofrecen una línea muy interesante y, además, el negro es muy brillante. Y, sí, fueron de gran ayuda con las líneas cinéticas. Los brillos de la capa y el jersey del niño fueron hechos con acuarela blanca, que es opaca y mola mucho.

Y... ¡se terminó! Este es el resultado.






¿Os ha gustado? Yo espero que sí, así que comparte, cópiate o déjame un comentario. Yo encantado de todo eso y más.

Por cierto, en el cuadro que hay a la derecha podrás ver más procesos en este apartado de "De la hoja en blanco a la ilustración"

¡Hasta la próxima!

Felices garabatos.


domingo, 27 de diciembre de 2015

Un buen regalo para los peques: ¡LIBROS!


¡Muy buenas y muy felices fiestas a todos!

¿Aún dudas qué regalo hacer al peque de turno y no quieres caer en lo típico (léase naves espaciales, figuritas de acción, ropa, Darth Vaders variados...)? Bueno, aquí va una recomendación: 

Coge un papel, un boli y pide a sus Majestades los Reyes Magos... ¡LIBROS! 

Una buena lectura puede llegar a ser el mejor de los regalos, te lo digo yo. Eso sí, en la carta, no pongas faltas de ortografía, que los Reyes se pueden mosquear.

Y, ya puestos, si dudas, aquí te presento mis libros por aquello de darte una idea. Si te animas, será un placer encontrarte dentro de sus páginas.




El misterio de la fórmula robada

Algar editorial, colección Calcetín número 92.
Para lectores a partir de diez años... aunque si eres un
mega lector y tienes ocho, no pasa nada.
Dentro vas a encontrar galletas a patadas y toneladas
de misterio... entre otras cosas.
¡Haz click en la foto para ir a la página de la editorial!




La máquina cambiante.

Babidibú-Libros, colección La Osa Menor Rosa, número 3.
Si tienes ocho años y te gustan las historias donde pasen
muchas cosas y haya muchas situaciones
divertidas, este es tu libro.
¡Haz click en la foto para ir a la página de la editorial!



¡Felices lecturas!


viernes, 18 de diciembre de 2015

lunes, 14 de diciembre de 2015

Ilustración: Visita inoportuna


¡Muy buenas!

Aquí os dejo una pequeña ilustración en honor de tres amigos míos muy reales y muy mágicos. Lo malo es que solo me visitan una vez al año. Jo...





¡Felices lecturas!

sábado, 12 de diciembre de 2015

El misterio de la fórmula robada en La casa del libro


¡Buenas a todos!

Un pequeño recordatorio: ¿quieres adquirir El misterio de la fórmula robada en La Casa del libro? No tienes más que ingresar en su página y... ¡listos! ¡Haz click en el enlace de abajo!

¡La segunda edición del libro ya está disponible esperándote!











¡Felices lecturas!


miércoles, 9 de diciembre de 2015

Nuevo libro: La máquina voladora


¡Hola a todos!


Hoy comparto con todos vosotros una noticia MUY buena: 

¡mi nueva novela, La máquina voladora, verá la luz en 2016!


Se trata de un nuevo episodio de las aventuras de los personajes de La máquina cambiante. Por supuesto, será publicada por la misma editorial, Babidi-Bú libros. 

Pero... ¡aún hay más!


¡también seré el ilustrador!


Así que me alegra decir que el trabajo será doble: por un lado, escribir (cosa que, por suerte, ya está hecha) y, por otro, dibujar. Eso sí, lo hago con mucho gusto, por supuesto.

Aún no hay una fecha prevista pero la editorial y yo ya nos hemos puesto a trabajar en ello y, poco a poco, conforme haya avances y novedades, lo iré comunicando a través de las distintas redes sociales.

Y, para terminar, el profesor Torrón y los demás protagonistas de la novela se han puesto tan contentos que se han hecho un selfie utilizando uno de los inventos del profesor: el retratógrafo. De izquierda a derecha: el perrito Willy, el profesor Sotomontes, que es nuevo en esta novela, el profesor Torrón, Leyla y Santiago. Y, sí, al fondo están el malvado Escorbuto y Malasaña, que serán muy malignos pero bien que les gusta chupar cámara. 

¡Espero que os guste!





¡Felices lecturas!


lunes, 7 de diciembre de 2015

Mary Poppins


¡Muy buenas!

Hoy te traigo un libro que, de verdad de la  buena, tenía ganas hace años de poder echarle el guante. Estoy seguro de que lo conoces de sobra (al menos, al personaje protagonista) pero, cosa curiosa, no es el típico libro que puedas encontrar con mucha facilidad.





No creo que haga falta presentar al personaje: lo conoces porque, claro está, Walt Disney produjo allá, por los sesenta, una peli que lleva el mismo nombre y que a mí me encanta. Bien, siempre tuve una curiosidad muy grande hacia el libro. ¿Se parecería mucho a la peli? ¿Variaría? 



Pues sí, varía bastante o, al menos, eso me ha parecido a mí. Lo que vas a encontrar en este librito son una serie de aventuras encantadoras en las que hay de todo: hombres que están llenos de gas de la risa y vuelan como globos, viajes alucinantes al interior de un cuadro, otros no menos impresionantes utilizando una brújula o ancianas muy raras que se arrancan los dedos porque son de caramelo. ¿Que hay que pegar con pegamento estrellas en el cielo Pues, oye, se pegan y punto. Y, en el centro de todo, una canguro, Mary Poppins, que parece saber mucho pero no dice nada. Pero, ojo, que también es cierto que no vas a encontrar ni una sola canción ni la simpatía que destila la película. Lo digo por si las moscas...

Si has visto la peli, sabrás que Mary Poppins es, como poco, encantadora. Cosas de los libros, aquí es al contrario. ¡Se pasa enfadada todo el libro y es una aguafiestas considerable! Pero, como por arte de magia, eso es lo que atrae a Michael y Jane, los niños que tiene a su cuidado y a los que no para de regañar. Hombre, la mujer puede ser un poquito estirada pero, si me presenta a un delfín parlanchín, no digo nada.

Con todo, es un libro que te recomiendo que leas, sobre todo, si has visto la peli, para que veas cómo las cosas cambian de las páginas del libro a la pantalla del cine. La verdad es que me ha parecido muy curioso y no tengo inconveniente en leer otros del mismo personaje en el futuro. Eso sí, me ha parecido un pelín menos supercalifragilisticoespialidoso (uf...) que la peli de Disney.

Una cosa, ¿sabías que su autora, P. L. Travers, detestaba las pelciulas de Walt Disney hasta el punto en que se las hizo pasar muy canutas al amigo Disney y todo su equipo. 

Y aquí va otra curiosidad muy curiosa: resulta que, en uno de los capítulos finales, se nos dice así, como si nada, que Mary Poppins está emparentada con las cobras reales por parte de madre. Ahí queda eso...

¡Felices lecturas!

viernes, 4 de diciembre de 2015

Nuevas y buenas noticias - 3










¡Nuevo vídeo en el Rincón del garabato!

¡Haz click en el apartado de la derecha y podrás ver todos los vídeos!

Felices garabatos.